Le romí bien el culito a esta pendeja rosarina que no paró de provocarme a más no poder.
DESCARGAR VÍDEO
Le romí bien el culito a esta pendeja rosarina que no paró de provocarme a más no poder.

Esta putita rosarina es la nueva cadete de la empresa donde laburo y está haciendo sus primeros pasos en mi oficina. La muy atorranta ni bien puso un pie en la oficina que me viene mirando con ganas así que este último viernes por fin le saqué la duda a la pendeja y me la comí entera. Me ofreció a llevarla hasta la casa y en el camino desvié el auto hasta un telo sobre la ruta 4 y ella, lejos de oponerse, al toque puso cara de feliz cumpleaños porque sabía que de esa noche no pasaba. La murra que le di a esta atorranta fue mundial y de hecho me aseguré de que tuviera todo el fin de semana para recuperarse de la rotura de culo que le hice.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed